Efectos secundarios de la Metformina

Efectos secundarios de la Metformina

Por la Dra. Mariana Solórzano – Especialista en Medicina Interna

En este artículo te explico porque los médicos prescriben la metformina, cuáles son sus efectos adversos y contraindicaciones.

La principal razón por la que se utiliza la metformina es para tratar la diabetes mellitus tipo 2. La diabetes mellitus tipo 2 es una enfermedad metabólica que se caracteriza primero por resistencia de insulina y más adelante por ausencia de insulina. La metformina ayuda a mejorar la sensibilidad para que la glucosa pueda entrar a las células.

La metformina se puede utilizar sola o con otros medicamentos contra la diabetes y también se puede utilizar incluso con insulina. Es cierto que hay diversas formas de usar la metformina, pero solo debe ser utilizada bajo prescripción médica.

Lo efectos adversos más frecuentes de la metformina.

Problemas digestivos:   Nauseas, vómitos, diarreas, dolor abdominal, pérdida de apetitos, acides, agruras, meteorismo, alteraciones de gusto y  disminución de vitamina B12.

Reacciones en la piel: Comezón, urticaria, salpullido.

Los efectos adversos más graves de la metformina.

Acidosis Láctica: Esta complicación es potencialmente mortal si no se recibe atención médica adecuada y a tiempo. En este caso el paciente debe ser hospitalizado. La acidosis láctica sucede debido a una combinación de diversos factores, siendo uno de ellos la insuficiencia renal o hepática, que es cuando riñón y el hígado dejan de funcionar adecuadamente.

Los síntomas de la acidosis láctica son:

Debilidad, somnolencia, dolor abdominal, nauseas, vómitos, dificultad para respirar, taquicardia, mareos.

Como los síntomas son tan ambiguos, siempre hay que acudir al médico ante cualquier molestia de este tipo. No hay forma de hacer el diagnóstico sólo con los síntomas o las molestias. Es necesario que se realicen exámenes de sangre y de orina y que un médico establezca el diagnóstico.

Otro de los efectos adversos de la metformina.

Alteraciones en la función hepática, dañando la función del hígado.

Dentro de los síntomas están cansancio, pérdida de peso, pérdida de apetito. En caso de que el daño sea más avanzado, pueden ocurrir otras señales de un mal funcionamiento del hígado como la ictericia, es decir que la piel se torna amarillenta.

Hipoglucemia

Este no es en realidad un efecto adverso de le metformina en sí, pero es una complicación general de un paciente diabético.  La metformina por sí misma, no causa la hipoglucemia. Sin embargo, muchas veces se toma con otros medicamentos que sí causan hipoglucemia como la insulina o la glibenclamida. La hipoglucemia, significa que el azúcar en la sangre baja demasiado. Esto ocasiona que la persona este adormilada o incluso que se desmaye o quede inconsciente. Todo es debido a que el cerebro no recibe suficiente combustible. Este es un problema peligroso que debe ser atendido rápidamente.

Contraindicaciones

Las contraindicaciones se refieren a situaciones en las que no se debe consumir algún medicamento o hacerlo con mucha precaución.

Hipersensibilidad o alergia a la metformina: Esto puede ocasionar dificultad para respirar, inflamación en la lengua, la boca, la garganta o enrojecimiento de la piel.

Insuficiencia hepática: La insuficiencia hepática significa que el hígado no funciona adecuadamente. Si el hígado no funciona adecuadamente, el riesgo de sufrir a acidosis láctica es mucho más elevado.

Insuficiencia renal:   La insuficiencia renal ocurre cuando el riñón no funciona al 100%. En este caso, el médico decide la dosis adecuada de metformina de acuerdo a los niveles de creatinina. Cuando el riñón no funciona adecuadamente hay que tener mucho cuidado con la metformina. Mientras más grave o débil está el riñón, es probable que incluso ya no se pueda consumir metformina y se deba utilizar otros medicamentos.  Eso lo establecerá el médico.

Cetoacidosis diabética:  Esta es una complicación grave y frecuente en los pacientes con diabetes. El diagnóstico y el tratamiento deben ser a nivel hospitalario. Durante este problema agudo, la metformina es suspendida. Después de que el paciente se recupera, los médicos deciden si puede continuar con metformina o debe ser sustituida por otro medicamento.

Coma diabético: Otra complicación frecuente de la diabetes, donde la glucosa se eleva mucho en la sangre. La sangre tan concentrada con tanta glucosa ocasiona una deshidratación grave. La falta de agua ocasiona que el paciente se encuentre somnoliento y en un mal estado general. Después de que el paciente se recupera, los médicos deciden si puede continuar con metformina o debe ser sustituida por otro medicamento.

La insuficiencia cardiaca:   Si el paciente está hospitalizado debido a que tiene agua en los pulmones porque tiene el corazón débil, se debe suspender la metoformina. Un agravamiento agudo en el corazón es una contraindicación para continuar con la metformina en ese momento. Después de que se recupera el paciente, el médico decide si el paciente continúa o no usando metformina o si se debe adaptar la dosis.

Intoxicación alcohólica o alcoholismo: La metformina está contraindicada en este caso debido a que el alcohol ocasiona daños en el hígado. Si se toma metformina aumenta aún más el riesgo de acidosis láctica.

Embarazo o lactancia: Puede haber algunas excepciones pero el médico debe decidirlo, no se debe automedicar.

Como puedes ver cuando un paciente ingresa al hospital y tiene muchas enfermedades agudas en ese momento la metformina debe suspenderse, por el riesgo de la acidosis láctica que se puede presentar. Cualquier problema agudo como por ejemplo una infección grave, una neumonía, es una indicación para que el médico suspenda la metformina.

Hay muchas precauciones que se deben tomar en cuenta al momento de tomar la metformina. Aunque esta información ya la conoce tu médico, es bueno que tú también lo conozcas.

Si alguien sufre un cansancio de súbito, no se puede levantar, no despierta, tiene somnolencia, tiene dolor abdominal muy fuerte, vómitos, diarreas, si el empieza a sentir calambres, dolores musculares muy fuertes puede indicar una acidosis láctica

Cuando alguien tiene cetoacosis diabética o tiene las complicaciones de la diabetes como coma diabético puede haber alteraciones  en los electrolitos, como en el potasio. Las alteraciones en el potasio por ejemplo, eso puede ocasionar calambres, entonces eso es una indicación de que algo no está bien en el cuerpo.

Si una persona siente que no puede respirar bien o está respirando más rápido, también puede indicar acidosis láctica. Esto es porque una forma de sacar los ácidos del cuerpo es a través de la respiración, por eso la persona respira más rápido. De todas formas recuerda que para poder diagnosticar este problema se requieren exámenes de sangre y la interpretación por un médico.

Si se consume algún medicamento como analgésicos, antihipertensivos, betabloqueadores, corticoides u otro tipo de analgésicos como inhibidores de la cox-1, se debe tener precaución al momento de tomar metformina. Por eso no debes nunca automedicarte, siempre acude a un médico y coméntale cualquier cosa que hayas tomado porque tus síntomas pueden deberse a un efecto adverso de algún medicamento.

Algo muy importante es que mientras se toma metformina, siempre se debe vigilar la función renal, por eso se debe ir al médico para que lleve el seguimiento. Sólo con exámenes de sangre se puede saber cómo están los niveles de creatinina en la sangre. Con un examen general de orina se pude saber si el paciente está perdiendo proteínas o no.  Estos exámenes sólo los puede interpretar el médico, así que debes ir regularmente para asegurarte de que tus riñones están bien. 

También hay que tener cuidado si consumes otros medicamentos como analgésicos o antihipertensivos, por el riesgo de daño renal.

Si alguna vez te hacen un examen radiológico donde se necesite medio de contraste que contenga yodo debes suspender la metformina 48 horas antes del estudio y continuar 48 horas después del estudio por riesgo de empeorar la función renal a causa del medio de contraste.

Existen otros estudios donde se necesitan medios de contraste, por ejemplo el cateterismo cardiaco. En este caso también debes suspender la metformina 48 horas antes del estudio y continuar 48 horas después del estudio.

Antes de alguna cirugía, también debes suspender la metformina 48 horas antes del estudio y continuar 48 horas después del estudio,  el medico te dirá que debes tomar en vez de metformina o insulina.

La metformina es un medicamento con el que debes tener mucho cuidado aunque sea de uso muy común.

Para mi es muy importante crear consciencia y que las personas entiendan lo que sucede en su cuerpo al consumir cualquier medicamento. También gusta ver el cuerpo como un todo, tal como lo muestra la medicina integrativa, por eso me gusta ir a la verdadera causa de la enfermedad  y no solo suprimir los síntomas con medicamentos. Recuerda que no necesitas estar enfermo para empezar a cuidar de tu cuerpo.

Si te gustó este artículo de seguro te va a gustar este video.

7 Hábitos en tu Alimentación

para sentirte mejor que nunca

Descárgala ahora gratis